Mindfulness y meditación

El Mindfulness se puede considerar como una filosofía de vida que también incluye a la práctica de la meditación. Junto con diferentes técnicas de relajación, se ha visto como su crecimiento ha sido relativamente reciente. Pese a que muchas personas dicen que hacen meditación, en algunos casos se trata de un concepto equivocado, así que antes de hablar de Mindfulness intentaremos aclarar el concepto de meditación.

Qué es la meditación

La meditación es una actividad intelectual en la que se busca conseguir un estado de atención centralizada en un sentimiento o pensamiento (tranquilidad, armonía o felicidad), la concentración, un objeto (cualquiera que sea), o algún elemento de la percepción (la respiración, los latidos del corazón o el calor corporal). Este estado pretende liberar la mente de pensamientos nocivos y se sitúa en el momento presente.

El Mindfulness es también conocido como la atención plena ya que tiene que ver con la manera en el que manejamos nuestro foco atencional. Por tanto, se trata de una meditación guiada.

La meditación tiene sus orígenes en antiguas prácticas procedentes de oriente, como es el caso del budismo, una tradición que tiene más de 2.500 años de antigüedad.

A pesar de que la mayoría de las personas hacen una asociación con la práctica religiosa, la meditación es una práctica secular. No es necesario creer en nada ni adherirte a ningún tipo de doctrina para poder practicarla.

Por tanto, en su esencia, la meditación es el estudio de la mente y sus contenidos. A la cualidad de que la mente se cultive mediante su práctica se le da el nombre de Mindfulness o atención plena.

Qué es el Mindfulness

La palabra Mindfulness es una de las primeras traducciones que se han realizado de la palabra “sati” en pali, una lengua vernacular muy parecida al sánscrito que se lleva hablando desde la época en que el Buda empezó a difundir sus enseñanzas hace más de 2.500 años. Sati es la nominalización del verbo “sarati” que se puede traducir como rememorar o recordar. Como el concepto de recordar es precisamente traer al presente, en su concepción última sati o Mindfulness es la capacidad básica del ser humano de poder estar en el presente y recordarnos estar en el presente, es decir, estar de manera constante volviendo al aquí y ahora.

Beneficios del Mindfulness

Los beneficios que causa el Mindfulness sobre las personas son múltiples para la salud tanto a nivel físico como mental. Algunos de ellos son:

  • Reduce la ansiedad, la depresión, los niveles de estrés, la angustia y los pensamientos negativos.
  • Mejora la función inmune, los niveles de cortisol y la presión arterial.
  • Eleva la función cognitiva, aumentando la concentración y la memoria de trabajo.
  • Incrementa la expresión de genes relacionados con el metabolismo de energía, la función mitocondrial, mantiene los telómeros y disminuye la expresión de los genes ligados a respuestas inflamatorias.
  • Ayuda a la recuperación después de un entrenamiento.
  • Mejora la calidad de nuestro sueño.

También es una magnifica técnica para poder lidiar con el dolor, ya sea agudo o crónico. Las personas que lo practican, independientemente de su nivel de conocimiento, experimentan reducciones en la intensidad y el grado de incomodidad del dolor. Es decir, sienten menos dolor.

Al conducir la meditación a una mejor regulación de la conciencia de uno mismo y de su comportamiento, la práctica tiene el potencial a la hora de tratar adicciones y trastornos alimenticios.

Diferencia entre la meditación y Mindfulness

El objetivo que tiene la meditación es simplemente ser. Hay decenas de técnicas que nos invitan a llevar a nuestra mente al presente, dejando pasar todo lo que surja. Este, por tanto, es el objetivo de la meditación, aprender a ser en el presente y separarnos de los contenidos cambiantes de nuestra mente.

Como ya hemos visto, el término Mindfulness es una palabra en inglés que se traduce de la palabra de origen budista “sati”, que significa consciencia, presencia y aceptación. El concepto fue desarrollado a finales de los años 70 en EE.UU. por investigadores y psicólogos reputados como son Ronald Siegel, Jack Kornfield o Jon Kabat-Zinn, y se trata en aplicar técnicas de meditación a los problemas que surgen en la vida cotidiana con un objetivo psicoterapéutico. Concretamente, las prácticas que se utilizan en el Mindfulness están diseñadas para poder disolver los patrones neuróticos a los que nos enfrentamos de manera habitual en la sociedad occidental.

El Mindfulness es un tipo de meditación guiada que también es conocida con el nombre de vipassana o monitoreo abierto. El objetivo es saber el funcionamiento de la mente observando y manteniendo una actitud de aceptación o amabilidad afectuosa de todo lo que pasa, haciendo que se disuelva por sí solo o quitándole la atención para dejarlo ir. Esto nos permite liberarnos de la tiranía mental del pensamiento repetitivo y del juicio constante.

Por tanto, los ejercicios de Mindfulness se pueden aplicar dentro de cualquier terapia como una herramienta complementaria, y es terapéutico en sí mismo, ya que nos ayuda a observar el comportamiento automatizado de la mayoría de nuestros actos de la vida cotidiana y tomar las riendas de nuestra mente, en lugar de ser presos de ella.

Existen tres tipos de técnicas de meditación que utiliza el Mindfulness:

  • Concentración. Se trata de entrenar la mente para mantenerla enfocada en un punto u objeto.
  • Mindfulness en sí. Consiste en mantener la atención abierta, es decir, estar atentos a todo lo que surge en el campo de nuestra consciencia sin dejarse llevar por los contenidos, ni por los pensamientos ni por las sensaciones ni por las emociones que puedan aparecer, focalizando la atención en la consciencia observadora en sí misma.
  • Prácticas de loving kindness o amabilidad compasiva. Es una técnica que se basa en abrir el corazón, comenzando por uno mismo y haciéndolo extensible a todo los demás campos. No sólo es una práctica por sí misma sino que tiene una de los fundamentos básicos del Mindfulness: aceptar con una actitud de apertura, aprecio, amabilidad e interés por todo lo que va surgiendo en el presente.

Porque todas nuestras experiencias son moldeadas por la mente de cada persona, y la atención que se le presta al momento presente determina de manera fundamental la calidad de nuestras experiencias. Aprender a meditar y cultivar el estado de mindfulness tiene la capacidad no solo de influir sobre nuestra salud, mejorándola, sino a todos los aspectos de nuestras vidas.

Minfulness para principiantes

Aunque, como hemos visto son muchos los beneficios, la realidad es que no es fácil ponerse a meditar. Es muy habitual ver a gente que empieza llena de ilusión, sólo para probar, y a medida que van transcurriendo los días no son capaces de encontrar un momento para practicar.

Estamos acostumbrados a tener la agenda llena de actividades y cosas que hacer, por lo que nos queda muy poco tiempo y energía para realizar cosas nuevas. Por lo que es común ir creando excusas para “no perder el tiempo”, en este caso para no meditar.

Ser capaz de dominar la meditación y el Mindfulness, requiere tiempo, constancia y alguien que nos sepa guiar. En nuestro centro de Boadilla del Monte, encontrarás grandes profesionales en la materia, podrás hacer un curso de mindfulness y también podrás recibir diferentes talleres de mindfulness.

No lo dudes más si buscas un centro de Mindfulness en Madrid, Cadela Natura es el lugar perfecto.

Horario:
martes y jueves de 11.30 a 12.45h
Precio:
2 dias 60€
Profesor: Lucinio Díez

GRUPOS REDUCIDOS

ATENCIÓN INDIVIDUALIZADA